John Stoltenberg sobre masculinidad, supremacía masculina, y el hombre como aliado del feminismo

485cd5367fcf22e71621622144be1865

Esta entrevista fue originalmente publicada en francés en la página web de Isabelle Allonso y fue traducida por Sporenda.

P: “Refusing to Be a Man“fue publicado por primera vez hace 23 años (1990). ¿Consideras que desde su publicación, el mensaje del libro se ha abierto camino de algún modo en lo mainstream, o sigue siendo marginal?

He estado muy entusiasmado por un renovado interés en el feminismo radical, el cual — como puedo ver en las redes sociales — es internacional. Siempre procuré que el marco ético de “Refusing to Be a Man” fuera congruente con la crítica del feminismo radical que concibe el género como una jerarquía — y esa crítica definitivamente parece estar siendo adoptada, especialmente entre jóvenes activistas.

P: En 1994 publicaste un libro titulado “El Fin de la Masculinidad.” ¿Consideras que estamos en efecto siendo testigos de “el fin de la masculinidad” (o el inicio del fin)? ¿o tan sólo se trata de una actualización, una evolución adaptativa, de la masculinidad?

Se trata en definitiva de una actualización, una tendencia adaptativa  “reformista”. Lo percibo como un intento de retener un profundo sentido de identidad de género como “el verdadero hombre” y al mismo tiempo actuar en formas que son buenas. Puedes ver esto en los Estados Unidos, en organización entorno a la idea de “masculinidad saludable.” (Vean mi ensayo “Por Qué Hablar Sobre ‘Masculinidad Saludable’ Es Como Hablar de ‘Cáncer Saludable'”.) Pero honestamente creo que este proyecto reformista , si bien tiene buenas intenciones, es defectuoso. Mi libro “The End of Manhood” es obviamente no reformista; es radical, lo que significa que va a la raíz de cómo está construida la identidad masculina. En ese libro articulo la diferencia entre “identidad de género” e “identidad moral” y explico en términos prácticos del día a día, por qué alguien que nació con pene y creció para ser hombre no puede habitar ambos “yo” al mismo tiempo. Puede brincar para delante y atrás entre las dos diferentes identidades — pero éstas se cancelan mutuamente. Así que “el fin de la masculinidad” al cual se refiere mi libro es la elección de salirse de la insidiosa empresa de ser “El Hombre” y encontrar en su lugar su verdadero yo dentro de la ética de cómo nos comportamos hacia las demás personas.

Continue reading “John Stoltenberg sobre masculinidad, supremacía masculina, y el hombre como aliado del feminismo”